Pon Un Trozo de Ajo en Esta Parte del Cuerpo y Verás lo que Pasa a tu Salud

De seguro habrás comprobado que muchas plantas y vegetales poseen sorprendentes poderes medicinales. Sus usos los conocemos de hace miles de años atrás, a pesar de los avances de la ciencia moderna.

Anuncio

Entonces, esto esto nos indica que muchos de estos remedios que nos da la tierra todavía son efectivos. El ajo es una de aquellas plantas que poseen muchísimas propiedades para proteger la salud.

Ya se ha demostrado que si colocamos un trozo de ajo en algunas partes específicas del cuerpo, podemos obtener resultados fantásticos para tratar ciertas enfermedades o dolencias.

Anuncio

Por ejemplo, colocando un pequeño trozo de ajo en el oído, podemos aliviar aquellos problemas asociados a esta parte del cuerpo. Debido a sus propiedades anti-bióticas y anti-inflamatorias, podemos terminar con problemas como la obstrucción por cerumen, infecciones e incluso un zumbido que nos esté molestando.

Solo tenemos que colocar un diente de ajo (o un trozo más pequeño) en el oído, como al colocarse un auricular, sin dejar que se dirija hacia en interior del oído.

Ahora puedes ir al descanso nocturno. A la mañana siguiente, el dolor con zumbido, la infección o cualquier otra molestia que hayas tenido, habrá desaparecido.

Es un remedio muy fácil de aplicar y de rápida acción para cualquier enfermedad relacionada a la audición. Sin embargo, si no notamos las mejoras debemos ir al doctor, para una evaluación y tratamiento, si es necesario.

Ajo Para Infecciones Vaginales

Si eres mujer y tienes una infección en aquella zona, el ajo te puede ayudar a remediarlo. Debes atravesar un diente de ajo con aguja e hilo e introducirlo a tu vagina, dejando el hilo afuera para poder retirarlo a futuro. Debes dormir con el ajo adentro. Al día siguiente retiras el ajo con ayuda del hilo y habrás acabado con la infección rápidamente.

Como puedes ver, este bulbo posee muchas propiedades que puedes comenzar a poner en práctica ahora mismo.

Anuncio