Como dejar de comer por motivos emocionales en 3 pasos

El comer por motivos emocionales se siente como si estuvieras llenando un agujero sin fondo y crees que tapándolo te vas a sentir mejor.

Anuncio

El problema es que es difícil de detener. Cuando te sientes triste y quieres sentirte feliz, comer es una manera fácil de sentirte mejor rápidamente. Comer una galleta Oreo podría hacer sentir feliz, pero comer todo el paquete te hará sentir horrible.

El ciclo de ceder a tu antojo para alimentar tus emociones, y luego lamentar la elección y sentirse mal, puede conducir a que comas de nuevo. Esta montaña rusa emocional conduce al aumento de peso.

Anuncio

El aumento de peso es una de las principales razones para trabajar en el control de la alimentación. La nutrición poco saludable puede conducir a la diabetes, enfermedades del corazón, y enfermedades inflamatorias. El riesgo de cáncer es otra buena razón para evitar este tipo de problema.

Comer para manejar las emociones negativas no es saludable. Lo ideal sería que, cuando sientas estrés, enojo, tristeza o preocupación te tomes un momento para calmarte a ti mismo y encuentres una forma saludable de cambiar tu estado emocional a uno positivo.

Por qué nos gustan los “Alimentos Reconfortantes”

El Dr. Brian Wansink, autor de “Comer sin Sentido”, “¿Por qué Comemos más de lo que Pensamos” y Director del Laboratorio de Alimentos y Marcas de la Universidad de Cornell, dice: “El hecho de que nos gusten los alimentos reconfortantes es predecible, pero también es predecible qué alimentos nos van a gustar, cuándo y por qué nos gustan, y cuándo todo se vuelve contraproducente. Para empezar, se descubrió que los hombres prefieren alimentos reconfortantes como la carne, pasta, pizza, hamburguesas porque hacen que se sientan especiales y bien cuidados.

Las mujeres, por otro lado, no piensan en estos alimentos como alimentos reconfortantes. Estos alimentos requieren trabajo – la cocina y la limpieza. Las mujeres prefieren la comodidad de los alimentos envasados, como las galletas, el chocolate y los helados. Comer helado del recipiente es igual a no cocinar ni limpiar”.

El doctor Wansink y su equipo han llevado a cabo muchos experimentos desde 1997, cuando abrieron el Laboratorio de Alimentos y Marcas de Cornell. En este centro de investigación, los científicos han creado un restaurante falso donde se invita a los miembros del público a comer mientras que los investigadores observan sus hábitos alimenticios.

comer

Aunque el Laboratorio de Alimentos y Marcas de Cornell ha hecho muchos descubrimientos relacionados con la comida, aquí están algunos de los hallazgos más importantes relacionados con el comer durante una película triste:

  • La gente come más mientras ve películas tristes, pero se pueden preparar alimentos saludables para verla y evitar consumir otros dañinos.
  • En caso de mal humor, no te focalices en el presente y así reducirás el consumo de alimentos indulgentes.
  • Para elegir alimentos saludables, haz algo para sentirte feliz y positivo.
  • Las mujeres sienten que comen en exceso y muy rápido cuando están comiendo con un hombre debido a que sienten la necesidad de impresionar.

Aquí hay un proceso de 3 pasos que pueden ayudar a poner fin al proceso de comer por motivos emocionales…

1. Decir: ‘Yo puedo!’

Creer en ti mismo y en tu capacidad para lograr cualquier cosa que te propongas es muy enriquecedor. Incluso si los antojos han parecido irresistibles en el pasado, decir “Puedo resistirme a esos bizcochos de chocolate” confirmamos nuestra fe en nosotros mismos.
El poder de decir ‘yo puedo’ es lo que permite a las personas terminar triatlones a los 60 años y es lo que ayuda a muchos a perder 100 libras o más. Di “Puedo resistirme a comer” cuando sientas la necesidad de complacer.

2. Celebra tus logros, no importa lo pequeños que sean

Si fuiste capaz de resistirte al tarro de M&Ms en la oficina, felicítate. No celebres premiándote con cualquier golosina, a menos que sea nutritivo, sino que alábate a tí mismo por tomar excelentes decisiones.

3. Practica estar presente en el momento

El comer por motivos emocionales es causado por el entorno. Lo más probable es que si algo estresante pasó, reacciones con ganas de automedicarte con comida para aumentar tus niveles de serotonina.
Ser capaz de reconocer el detonante de la emoción es un paso importante para estar al tanto de lo que motiva el atracón. Digamos que cada vez que tu jefe visita tu escritorio durante el día, te comes un dulce. Entonces, esa situación es el motivo del estrés.

Anuncio


Si te gusta, compártelo con tus amigos!