Avena de la Noche a la Mañana: Secreto para Aumentar las Capacidades de Perder Peso – ¡Y Evitar el Apuro de la Mañana!

La avena se destaca entre los desayunos más nutritivos que necesitamos empezar a comer. Tiene fibra y diferentes suplementos que mejoran el bienestar.

Anuncio

Existen diferentes tipos de avena y el tipo que escojas puede afectar la medida de nutrición que vas a obtener. La avena entera es la menos procesada, pero la que demora más en preparar.

Pocas personas utilizan avena machacada, ya que no es procesada como la instantánea y es más fácil de preparar que la avena entera.

Anuncio

Mientras más procesamiento, menos suplemento tendrá la avena. Esto hace que la avena machacada se encuentre “en el medio”; es más simples de preparar que la entera y es más nutritiva que la instantánea.

Al utilizar recetas de avena que se preparan de la noche a la mañana, ahorras una cantidad considerable de tiempo para tener listo el desayuno. Preparas la avena la noche anterior y estará lista para la mañana siguiente, evitando así el apuro de a mañana.

Descubre por qué esta es la clave para accionar las capacidades de reducción de peso del organismo, además de 3 simples fórmulas.

¿Por Qué Deberías Comer Avena Para Bajar de Peso?

La avena es rica en fibra, un suplemento fundamental para fomentar el bienestar intestinal. El desayuno es visto como la comida principal del día, ya que la vitalidad que obtienes te permitirá pasar el día.

La avena preparada de la noche a la mañana te proporcionará la vitalidad, sin embargo, también te aportará las fibras que te pueden permitir controlar el hambre y evitar las ansias de comer. La fibra ayuda al proceso de digestión.

Esta mezcla de ventajas te permitirá ponerte en forme con esfuerzos insignificantes, sin embargo, deberías complementar esto con ejercicios y otras opciones alimenticias saludables. En caso de que necesites aprovechar estos beneficios de reducción de peso, utiliza alguna de las siguientes fórmulas de avena de la noche a la mañana.

Avena con Frambuesa, Almendra y Coco De la Noche a la Mañana

Los ingredientes son para una porción, aunque puedes preparar una cantidad mayor, en caso de ser necesario.

Ingredientes:

  • Media taza de leche de coco sin azúcar
  • 1/8 cucharadita de extracto de almendra
  • 1 cucharadita de coco molido
  • Media cucharada de almendras cortadas
  • Media taza de avena machacada
  • Media taza de frambuesas (las congeladas también funcionarán)
  • Una pizca de canela en polvo
  • 1 cucharada de miel

Preparación:

Usa una fuente pequeña de vidrio para preparar estas recetas.

En una licuadora coloca todos los ingredientes, excepto el coco molido y las almendras.

Licúa hasta que queden bien mezclados todos los ingredientes.

Vierte la mezcla sobre el contenedor de vidrio y déjalo en el refrigerador durante toda la noche.

Cuando estés lista para servirlo, agrega las almendras y el coco molido. Mezcla todo y revuelve antes de consumir.

Avena con Mantequilla de Nueces y Plátano

En caso de que te guste la mantequilla de maní, vas a adorar esta siguiente fórmula. No necesitas hornear o cocinar nada. En resumen, debes mezclar los ingredientes y abandonarlos durante la noche en el refrigerador.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de mantequilla de nueces
  • Medio plátano maduro
  • Media taza de avena machacada
  • 1 cucharada de nueces sin sal
  • Media taza de leche de almendras

Instrucciones:

Coloca la leche en una jarra. Agrega la mantequilla de nuez a la leche y revuelve hasta que queden muy mezcladas.

Agrega el plátano, cortado en trocitos, y la avena. Mezcla hasta que los ingredientes queden fusionados, tapa la jarra y coloca en el refrigerador.

Por la mañana, revuelve la mezcla y agrega una pizca de leche de almendras. Esparce las nueces para finalizar y consume.

Avena con Arándanos y Nueces

Esta es una deleitable fórmula de avena de la noche a la mañana. Prepara como ya a sido descrito, y por la mañana tendrás un delicioso desayuno.

Ingredientes:

  • Media taza de leche de coco (o leche de tu elección)
  • 1 cucharada de jarabe de arce o miel
  • 1 cucharada de nueces molidas
  • Media taza de avena machacada
  • Media taza de arándanos congelados
  • 1 cucharadita de semillas de chía

Instrucciones:

Mezcla la mayor parte de los ingredientes en una jarra. Revuelve para mezclarlo todo. Tapa la jarra y déjala en el refrigerador. Por la mañana puedes agregar un poco de leche extra.

Estas fórmulas de avena de la noche a la mañana son tan asombrosas que necesitarás consumirlas consecuentemente! En caso de que estés buscando un desayuno saludable para ayudarte con la reducción de peso, prueba con estas sencillas fórmulas de avena.

Anuncio