Por Qué los Amish Casi Nunca se Enferman ni Contraen Cáncer: Esto Puedes Aprender de Ellos

Cuando pensamos en la gente Amish, pensamos en una vida simple, libre de los avances modernos. Muchos los ven como tontos por no utilizar las ventajas de la tecnología e incluso los miran en menos por no conformarse con las normas de la sociedad “normal”.

Anuncio

Pero si miramos a sus estadísticas, los Amish son mucho más saludables que el resto del país. Virtualmente no contraen cáncer ni autismo y rara vez se enferman. ¿Qué es lo que están haciendo de forma distinta al resto de América? Veamos.

Un estudio reciente publicado en la revista “Cancer Causes and Control”, ha revelado que la gente Amish, prácticamente no tiene cáncer en su población y son considerados la gente más saludable de América.

Anuncio

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio lanzaron un estudio sobre el pueblo Amish para ver si las tasas de cáncer serían más altas debido a su falta de atención médica convencional. Lo que descubrieron los dejó en shock.

Por Qué los Amish Rara Vez se Enferman o Contraen Cáncer

Los Amish NO Se Vacunan

Estas personas raramente tienen problemas de aprendizaje o autismo. Han existido sólo 3 casos de autismo entre los Amish, en los cuales los niños habían sido vacunados. A pesar de la constante presión del gobierno, los Amish todavía se niegan a las vacunas.

Puede interesarte: Cuerpo de Dr. que vinculó Vacunas al Autismo, Encontrado Muerto Flotando en Río

Los Amish Comen Alimentos Orgánicos, Cultivados Localmente

No sólo evitan la comida empaquetada y procesada, de hecho cultivan toda su comida usando métodos orgánicos para labrar la tierra. Ellos crían a sus propios animales, su comida es libre de transgénicos.

Es importante señalar que consumen alimentos de la estación durante los meses de cosecha y guardan el resto enlatando y fermentando.

Las frutas y verduras tienen un valor nutricional más elevado. Están cargados de anti-oxidantes que son de gran beneficio para nuestra salud, ya que combaten a los radicales libres, lo que nos ayuda a mantenernos saludables y joviales. Además, la falta de trastorno de hiperactividad con déficit de atención, de alergias a las comidas y de asma puede ser debido innegablemente a su dieta.

Puede interesarte:Transgénicos: Comida de Laboratorio que No Alimenta

Los Amish Comen Muchas Grasas Saludables

Los Amish tienen una muy baja tasa de obesidad, a pesar de su dieta alta en grasas. Sus hábitos de alimentación no son bajos en grasas. Comen mucha mantequilla, carne, huevos, productos lácteos crudos. Alimentos como la mantequilla y los lácteos derivados de hierba cruda contienen muchas vitaminas solubles, como la A, la E y la K2. Es importante señalar que la Vitamina K2 es muy insuficiente en la dieta moderna. Esta vitamina es particularmente importante, ya que participa en el metabolismo del calcio.

La insuficiencia de vitamina K conduce a muchas enfermedades, como osteoporosis, enfermedad cardiovascular e incluso cáncer.

La Gente Amish es Físicamente Activa

En comparación con la tasa de obesidad del 31% en América, los Amish sólo tienen un 3% de tasa de obesidad. Ya que no usan automóviles, ni ningún tipo de tecnología moderna, su nivel de actividad física es muy alto: en promedio, los hombres caminan 18.000 pasos al día y las mujeres 14.000.

Caminan mucho y están implicados en actividades físicas, lo que se refleja en su extremadamente baja tasa de enfermedades cardiovasculares.

Los Amish Viven Vidas Libres de Estrés

El estrés es probablemente la causa Nº 1 de nuestros problemas de salud. Cuando estás estresado, los niveles de cortisol se elevan, lo que a largo plazo es muy peligroso para la salud.

Problemas de salud asociados al estrés incluyen enfermedades al corazón, fatiga suprerenal, desequilibrios hormonales, niveles elevados de azúcar en la sangre, colesterol alto y obesidad.

Los Amish viven en una comunidad libre de estrés. Viven a ritmo lento, con un estilo de vida paciente. Han creado una comunidad igualitaria donde sus estilos de vida están basados en la igualdad, la cooperación y la armonía.

Los Amish viven de la misma manera en que vivieron hace 300 años, pero viven una vida auto-sostenible y libre de tóxicos. No están plagados de enfermedades y son mucho más saludables que el resto de las personas del país donde viven.

Anuncio


Si te gusta, compártelo con tus amigos!