8 cosas que el 99% de los humanos no pueden hacer…

Existe un porcentaje ínfimo de personas que posee ciertas “habilidades” naturales que resultan prácticamente imposibles para la gran mayoría.

Anuncio

Poder tocar la punta de tu nariz con la lengua, o poder mover tus oídos tranquilamente, son capacidades heredadas; aproximadamente el 10% de la población puede hacer lo primero, mientras que un máximo del 20% puede realizar lo segundo.

También resulta casi imposible que una persona se haga cosquillas a sí misma, sin embargo, las esquizofrénicas sí pueden, ya que pueden disociarse de ciertas partes del cuerpo. ¡Y esto no es nada! Hay otras muchas “capacidades” que el 99% de la población no es capaz de hacer… ¡No te lo pierdas!

Anuncio

1. Tocar tu nariz con la lengua

¿Has tratado de tocar tu nariz o barbilla con la lengua? Muchos lo han hecho, y es más difícil de lo que crees. Se piensa que únicamente el 10% de la población puede realizar este truco, que se conoce como signo de Gorlin en el mundo médico.

En algunos casos puede indicar trastorno del tejido conectivo, pero si lo puedes hacer, ponlo en tus currículums y perfiles de citas. Eres un ser humano muy buscado.

2. Mover las orejas

¿Perteneces a la minoría de gente que puede mover las orejas? Algunos pueden hacerlo, pero solo junto con levantar las cejas, lo que es una buena manera de hacer pensar a los demás que estás estreñido.

De acuerdo con un estudio del año 2006, el mecanismo detrás de los movimientos de orejas es enormemente sofisticado. A diferencia de la mayoría de los otros músculos faciales, los del oído tienen su propio núcleo accesorio en el tronco encefálico. Este es básicamente el área de control para la función muscular.

En comparación con los murciélagos y los gatos, este núcleo es diminuto en los seres humanos, por lo que controlarlo es todo un desafío. Pero quienes que no fueron bendecidos con ese talento, no deben desesperarse. Con práctica es posible entrenarse. Aísla los músculos que mueven las orejas y en muy poco tiempo los tendrás a tus pies.

3. Trucos con la lengua

¿Eres capaz de girar tu lengua en 180 grados y hacer otras formas divertidas? ¿Puedes dividirla y enrollarla? Estas extrañas manipulaciones de nuestro órgano más deformable son trucos bastante ingeniosos. Sin embargo, todos ellos requieren un control muscular y una gran habilidad de la lengua.

Aproximadamente el 75% de la población puede enrollar sus lenguas, pero la genética no es el único factor, ya que algunos estudios mostraron a niños que podían hacerlo, mientras que sus padres no pudieron. Cualquiera sea el origen de estos trucos, son muy impresionantes.

4. Comer una cucharada de canela

La canela en polvo puede ser un condimento sabroso los dulces horneados, pero es casi imposible de comer por sí sola para la mayoría de las personas. De hecho, si intentas hacerlo, probablemente provocará un ardor terrible en el interior de la garganta y terminará en un violento ataque de tos.

Hay muchos vídeos en Internet de personas que tratan de conquistar el “desafío de la canela”, en el que se ingiere una cucharada de canela. Todos ellos lo pasaron realmente mal, así que, a menos que pertenezcas a los pocos que pueden tragarla con seguridad, no lo intentes.

5. Puño en la boca

Las personas que pueden meter un puño en su boca son una rara anomalía. Para la mayoría, es una proeza casi imposible.

Los humanos corrientes solo pueden meterse la mitad y apenas un cuarto de puño en la boca, hay estudios sobre esto. Para que una persona pueda meterse un puño en la boca requiere tener una boca muy grande, además de unas manos pequeñas; algo así como un T-Rex.

6. Estornudar con los ojos abiertos

¿Te has dado cuenta de que casi todo el mundo estornuda con los ojos cerrados? Puedes intentarlo tu mismo. Es imposible mantener los ojos abiertos.

¿Cómo te sientes cuando viene esa loca sensación cuando estás a punto de estornudar? Es como un cañón de partículas que se carga en la nariz, preparándose para arrasar con todo lo que encuentre.

Los expertos creen que nuestros ojos se cierran por un reflejo involuntario enviado desde el “centro de estornudo” de nuestros cerebros. Esta puede ser la forma de prevenir que los gérmenes entren en el ojo. ¡Gracias, cerebro! Siempre cuidando de nosotros…

7. Hacerte cosquillas a ti mismo

Las cosquillas nos hacen reír, retorcernos y, a veces, orinar un poco. Ser “víctima” de cosquillas es uno de los estados más vulnerables en los que nos podemos encontrar, pero todo cambia si deseamos una buena sesión de cosquillas en solitario.

Esto se debe al cerebelo, el cual desempeña un papel importante en la vigilancia de los movimientos. Los estudios han demostrado que puede predecir las sensaciones causadas por tus propios movimientos, pero no los de otra persona. A menos que haya una desconexión entre tú y tu mente subconsciente, tu tacto será siempre anticipado.

8. Trucos con los dedos de la mano

Según la flexibilidad que tengas en los músculos de las manos, así como la longitud de tus dedos, podrás realizar o no ciertos trucos. Por ejemplo, muchísimas personas pueden separar el corazón y el índice, del anular y el meñique, mientras que otras muchas simplemente no pueden.

También, hay quienes pueden montar el anular por encima del dedo corazón, pero es realmente complicado. ¿Has tratado de subir el dedo medio por encima del índice? Para algunos puede ser muy difícil; para otros es pan comido.

¿Y tú qué puedes hacer? ¡Comparte este artículo con todos y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!

Anuncio


Si te gusta, compártelo con tus amigos!